¿Son los Genes un Contaminante?

El artículo 2° letra d) de la Ley 19.300, Ley de bases generales del Medio Ambiente, señala que : “Para los efectos legales, se entenderá por: d) Contaminante: Todo elemento, compuesto, sustancia, derivado químico o biológico, energía, radiación, vibración, ruido o una combinación de ellos, cuya presencia en el ambiente, en ciertos niveles, concentraciones o períodos de tiempo, pueda constituir un riesgo a la salud de las personas, a la calidad de vida de la población, a la preservación de la naturaleza o a la conservación del patrimonio ambiental”. Entonces ¿un gen puede ser considerado un contaminante?

Un gen es un segmento corto de ADN – molécula que se compone de bases nitrogenadas- que contiene la información necesaria para que los ribosomas- organelo celular, presente tanto en células eucariontes como procariontes-  codifiquen proteínas, que constituyen al final de todo este proceso fenotipos, que no son más que expresiones de los caracteres contenidos en la información génica. O sea, en términos simples, es una sustancia, un compuesto. Por lo tanto, si consideramos que este pueda incidir en toda una especie haciendo que esta se haga menos resistente al frío o no pueda reproducirse- por ejemplo- genera un riesgo para la salud, a la calidad de vida de la población, a la preservación de la naturaleza o a la conservación del patrimonio ambiental, tal como señala la ley de bases, anteriormente citada. Más que eso, se podría configurar en la figura de Daño Ambiental, en algunos casos específicos.

Sin embargo, ¿Dónde se encuentran los genes? Como usted ya advirtió, se encuentran en las células. Principalmente en los núcleos celulares, que son estructuras que están protegidas por membrana y son sustancias que viajan al ribosoma sin tener interacción con su medio externo. Por lo tanto, ¿Cómo podría existir contaminación por genes en el medio ambiente en que vive el ser humano? Y es aquí donde termina esta introducción,  en los Alimentos Transgénicos.

Los alimentos transgénicos son producidos por Organismos a los cuales se les ha alterado su genoma, mediante la introducción de un nuevo gen para codificar fenotipos que dicho organismo no produce. Todo ello, saltándose las reglas genéticas de recombinación, descubiertas por Mendel, las cuales podría, eventualmente, conseguir los mismos resultados, pero en un espacio temporal tan amplio que un siglo, es un período corto. Una revolución, la revolución verde ante nuestros ojos.

Esto trae por supuesto diversos problemas. ¿Qué sucede con el inventor de esta nueva técnica, se hará dueño del gen? Indudablemente que no. Ya que el gen no lo crea, lo extrae de un individuo distinto y lo adhiere a la cadena del individuo que se quiere modificar. Por lo tanto, es el resultado – el genoma obtenido el cual se codificará – el que podría ser susceptible de derechos en favor de su inventor. El dominio, pareciera ser distante, más bien en el mundo se le ha logrado reconocer derechos exclusivos de explotación y producción, llegando incluso a las generaciones posteriores. Y es aquí donde resulta importante detenerse. ¿Los obtentores- inventores, gozan de estos derechos, pero ello conlleva algunas obligaciones de carácter ambiental?

Rápidamente me explico. Las plantas transgénicas – que producen alimentos transgénicos- son como cualquier variedad vegetal, a diferencia de que tienen algunas características especiales, pero en ningún caso estas características han mermado su capacidad de reproducción mediante el polen. Diversos estudios han puesto en evidencia que es prácticamente imposible impedir la dispersión del polen de los cultivos transgénicos. Ello se comprueba fácilmente con las denuncias realizadas en 2001 en México, en las cuales se señalaba que ciertas zonas donde se mantenía producción de maíz nativo, fueron contaminadas con genes transgénicos mediante la polinización. Además, en 2004 un nuevo estudio revela que entre el 50% y el 85% de las semillas de variedades convencionales de maíz vendidas en Estados Unidos el año anterior estaban contaminadas por ADN transgénico, habiéndose contaminado también algunos bancos de semillas (MELLON, Margaret y RISLLER, Jane. Gone to Seed. Transgenic Contaminants in the traditional seed supply. Union of Concerned Scientists, Feb. 2004). Este es el tema de fondo. ¿Cómo protegemos el interés general de la sociedad de proteger la biodiversidad? Claramente este es un punto bastante poco analizado por la contingencia, que se ha centrado en aspecto bioéticos y sobre aspectos que afectan la salud, de los cuales no contamos con pruebas suficientes para afirmarlo, sin que ello implique un dejo regulatorio. En consecuencia, parece necesario que esto se regule, con el objeto de asegurar la preservación de la naturaleza y la biodiversidad.

Esto es un problema a nivel global, no obstante, ello sin perjuicio de que nuestra legislación nacional se haga cargo de este asunto, al menos dentro del territorio nacional.

Respecto a lo último solo existe como regulación una resolución- 1523- del SAG de 2010 que regula este proceso de certificación de estas semillas o plantas traídas desde el extranjero.

Con este solo acto administrativo, consideramos que no basta para regular esta situación. Ello es compartido por algunos parlamentarios quienes presentaron una moción parlamentaria ingresada el año 2002 a su primer trámite constitucional del cual no prosperó y que actualmente se encuentra archivado. Habló del proyecto de ley que modifica la ley de bases del medio ambiente para exigir la evaluación de impacto ambiental en actividades económicas que liberen Organismos Genéticamente Modificados (OGM) al medio ambiente y proteger áreas con producción limpia, orgánica y natural. Dicho proyecto busca someter al SEIA a los OGM, ya sea que las semillas sean creadas en chile o traídas desde el extranjero. Esta regulación puesta en la práctica habría sido un paso muy beneficio, ello por cuanto, se sometería a un control más riguroso y exhaustivo de estos organismos que sin un resguardo constante podría producir daños al ambiente. Estos resguardo, consisten en la pérdida de especie vegetales nativas, como también, la pérdida de biodiversidad que participen dentro de la cadena trófica impidiendo posteriormente tener alimentos, algo así como una crisis alimentaria potencial. Algo lejano, pero que sin duda debe estar en nuestras preocupaciones. En suma, lo que se debiera discutir en adelante es la bioseguridad nacional que podríamos entender como la naturaleza – que dicho sea de paso, está protegida por nuestra carta fundamental-.

Finalmente, podemos concluir que la discusión debe centrarse en lo más tangible, lo que actualmente conocemos y somos capaces de probar. El daño a la salud de los seres humanos es un tópico que solo será apreciable con el paso de los años- algo que debiera seguir siendo estudiando a fin de establecer fehacientemente el daño a la salud que estos provoca-, pero la pérdida de biodiversidad es algo que es conocido. Ya recordara usted lo que sucedió con las especies vegetales insertas en la Araucanía y el daño ecológico que ellas provocaron. Por lo tanto, resulta incomprensible que no se regule esta situación. ¿Son los genes un contaminante? Solamente, sin una política de bioseguridad mundial, no obstante desde chile es posible mantener una política de bioseguridad nacional que pudiera influenciar desde aquí a los países cercanos , como Argentina que tiene un gran cantidad de Soja transgénica plantada en sus tierras cultivables.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?