Sistema de Generación Distribuido: Usemos Nuestros Propios Recursos Naturales

cañamo

Por Sergio Alejandro Balcazar Arias.

14 de Octubre de 2012.

1° El Problema: La matriz Energética

Los Principales problemas se pueden desprender de los siguientes datos:

  • La energía eléctrica en Chile es Gestionada por el Sector privado.
  • EL SING produce casi la totalidad de su energía por medio de Termoeléctricas (96%).
  • El SIC produce su energía por termoeléctrica (52%), hidroeléctrica (44%) y ERNC (4%).
  • En su conjunto todos los sistemas de producción, generaron: 58.257 GW en 2010, principalmente sobre la base de carbón, petróleo y gas (62%) e hidroelectricidad (35%), mientras que sólo en las ERNC aportaron el 3%.[1]

Todos estos antecedentes nos permiten claramente apreciar, que Chile ha optado por utilizar energías convencionales que energía renovables. Ello debido a que, en la práctica son más “económicas” que las ERNC, las cuales tienen altos costo de instalación, no ha si de producción (Moreno, Mocarquer, Rudnick, 2006).

Sin embargo, en Chile no existen las materias primas para hacer funcionar estas centrales térmicas a carbón, gas natural u otro combustible fósil. En consecuencia, Chile en materia energética tiene una “dependencia” de las importaciones y luego, de la contingencia internacional, la cual, en lo tocante al petróleo, es bastante volátil y susceptible de cambios fuertes en los precios, representados en alzas o caídas, los cuales están en directa interacción con la realidad geopolítica de las zonas en las cuales se extrae el “crudo o los insumos.

De esta manera, también se genera una situación de inestabilidad e inseguridad en el abastecimiento energético. Es de público conocimiento, las crisis que Chile ha sufrido producto de esta singular característica del Mercado Eléctrico Nacional.

Ahora bien, tratándose de la política energética, claramente el Estado le ha entregado esta responsabilidad a la empresa privada. Esto último, es el problema más importante. Debido a que, tratándose de las inversiones, innovación y uso de tecnología, el Estado se ha mantenido en una posición neutral, asumiendo las directrices que marcan los empresarios en esta materia y por consiguiente, ningún empresario invertirá sus recursos económicos sin antes contar con los indicadores procedentes a la materia, y como se ha expresado anteriormente, es más barato instalar una central térmica a carbón, que una Central o Parque Eólico, y además, las tasas de retorno son a corto plazo, mientras que las otras son a mediano y largo plazo. (Moreno, Mocarquer, Rudnick, 2006).

2° La solución: Un sistema de generación distribuido

Si aplicamos un principio que plantea el economista liberal Adam Smith- padre de la Microeconomía-, que se manifiesta para el trabajo (división del trabajo), al mercado energético, diremos que: A mayor división, se produce más y de mejor calidad. Pero, acerca de si acaso se produce más tenemos ciertas dudas, las cuales no abordaremos. Sólo nos fijaremos entonces, en la calidad. Se produce con calidad si es que dividimos nuestro mercado de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica. En realidad, lo que buscamos aquí es generar un verdadero mercado, uno en el cual las ERNC sean aún más competitivas, para incentivarlas de modo que, los inversionistas decidan apostar por ellas.

En este punto, conviene destacar una idea que propone el Programa Cono sur sustentable, al decir que para una política energética sustentable se requiere adoptar un sistema de generación distribuida. Señalan, que es el marco necesario para el desarrollo de las fuentes renovables y que consiste en sistemas de generación relativamente pequeños, que están conectados directamente a la red de distribución (media y baja tensión). Este sistema de generación, favorece la descentralización de actores en la generación y distribución de energía.[2]

Proponemos esto porque, la concentración y centralización hace que tengamos que utilizar gran cantidad de superficie para una generadora y luego, para una línea de transmisión, lo que hace que nuestro sistema se vuelva más caro de lo que podría ser en la realidad. Sumado también, a los insumos que se deben utilizar – la mayoría importados- que hace que los costos de operación sean beligerantes- como ya se ha visto-.

Todo lo anterior se plantea ya que en Chile tenemos grandes potenciales solares en la zona norte, como de vientos y potenciales de biomasa. En consecuencia, sus bajos factores de planta obligan a que tengamos que rediseñar nuestro sistema de generación eléctrica, pasando de la gran central a las pequeñas centrales en la ciudad o centro urbano/rural.

Empero, para pasar a este sistema debemos antes que todo, promover el uso de las ERNC, ya que son las únicas que ofrecen características técnicas para el desarrollo de este sistema.

3° Promoción de las ERNC

Las políticas de fomento de las ERNC más utilizadas en el mundo son la fijación de tarifas especiales, los sistemas de cuotas y las subastas. (Barroso, 2010). Por ende, en una primera etapa, debemos utilizar estos mecanismos a fin de favorecer aún más la incorporación de las ERNC a la matriz energética. En este artículo sólo nos referiremos a uno en particular.

Sistemas Tarifarios

El Feed-in tariff, o también llamado de tarifas especiales, corresponde a una fijación del precio paras las ERNC.  En este sistema habitualmente se garantiza la conexión y acceso a la red eléctrica. Puede implantarse una tarifa fija (determinada por cada MWh producido) una prima (pago) adicional al valor de la energía eléctrica por cada MWh producido de ERNC[3]

Ahora nos queda definir sí este sistema es el más óptimo. Comparto completamente las opiniones de Enzo Sauma, al señalar un sistema tarifario especial para pequeños generadores, por tiempo limitado, ya que si no se realiza la segmentación entre grandes y pequeños generadores – o productores- no se puede fomentar la incorporación de nuevos oferentes y de esta forma, no se podrá logra el primer pilar de esta política.  Además, de implementar un sistema de subcuotas pequeñas reservadas para tecnologías específicas, de modo de incentivar la innovación, la creación de proyectos regionales.

4° Desarrollo Normativo

Toda Política debe siempre conllevar un desarrollo normativo. En consecuencia, se plantean aquí algunas normas que debieran llegar a ratificar la política que hemos propuesto más arriba.

Impuestos Ecológicos

Con el objeto de sincerar los costos de las diversas opciones de generación eléctrica en Chile, la Comisión Ciudadana- Técnico- Parlamentaria, propone establecer una carga fiscal a las emisiones ocasionadas por la generación térmica con valores que equivalen a la reparación del daño producido, de acuerdo a la experiencia comparada.

Entonces, lo que se recaude por concepto de impuestos, deberá destinarse a un Fondo Nacional de Desarrollo a las ERNC, porque con ese dinero se deberán financiar proyectos que utilicen ERNC.

Ley  20.571 Net Metering

Nos parece atinente hablar sobre esta nueva ley. Es un gran avance, pero no podemos detenernos aquí. Parece necesario analizar si con este sistema podemos sostener un sistema de autoproducción eléctrica, ya que si nuestra política es descentralizar, propenderá siempre hacia niveles de autogestión.

En Chile, el costo de la Energía oscila entre un 35% a un 65% del valor de la cuenta de luz, para un cliente residencial, por lo que para obtener una boleta de cero pesos, el generador residencial debería general entre un 60% a un 170% más de lo que consume, dependiendo de la localidad donde se encuentre. (Herrera, 2012). Ello porque, en el “net Metering” se realiza la cuenta neta en unidades físicas de energías, previo a la valorización de ésta, mediante un factor unitario de precio. O sea, que en este mecanismo, el valor unitario de la energía producida y consumida es idéntico.

En definitiva, la ley realiza un gran avance,  aunque debemos seguir esforzándonos más para lograr mayores niveles de autogestión, que en definitiva nos permitirán avanzar hacia una política energética autogestionada – de la cual no haremos alusión en este trabajo-.

Finalmente, cabe señalar que esta idea es una propuesta surgida desde la idea primigenia de la economía: La eficiencia Económica. Tenemos recursos en Chile que no estamos utilizando y ello se debe a la falta de una política seria dirigida por el Estado hacia la mejor utilización de nuestros recursos naturales. Es por ello, que estas ideas que se han propuesto no han de ser tomadas literalmente. El sentido- o como dirían los glosadores “El sensus”- de esta exposición de ideas es mostrar la existencia de una alternativa a los problemas que presenta nuestro país en materia energética y que son solucionables si es que hacemos un uso eficiente de nuestros recursos naturales.

[1] Comisión Ciudadana Técnico- Parlamentaria. “Chile Necesita una Gran Reforma Energética”. “2012, pág. 10.

[2] Programa Cono sur Sustentable. Desafíos Para la Sustentabilidad Energética en el Cono Sur. 2010. Pág. 102.

[3] SAUMA, Enzo. Políticas de Fomento a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en Chile. Centro de Políticas Públicas UC. 2007. Pág. 6.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?