“Resumen de la visita a la Carcel”

¿Qué opinión nace de la justicia en el evento de juzgar a un hombre? Quizás nada… pues en abstracto la justicia puede significar una u varias cosas, pero, la realidad nos muestra a aquellos que están dispuestos a ver, que la ley no es sinónimo de justicia, que el juez no es el impartidor de la misma y que la cárcel es solo una institución disciplinaria. Así es, la cárcel, al igual que la fábrica y el hospital son las instituciones que domestican, disciplinan  u controlan a la sociedad, más precisos, a sus integrantes[1]. Podríamos seguir todo el día transcribiendo ideas de Foucault relativo a esta materia de la cárcel y su finalidad y efectos sobre la sociedad y el individuo, pero creo que es justo dejar espacio al relato personal.

Lo que se ve en la cárcel, es más allá de una sociedad con sus códigos, sus reglas y sus convivencias, la disciplina se ha visto interrumpida y más aun frustrada por la naturaleza de los individuos. No deje de pensar en Lombroso, y recordar sus ideas sobre el “homus delincuente” ¿es que esas personas ya no son personas per se y son reos igual o sinónimos a bestias? Sus rasgos, sus características físicas, fisónomas no fueron desapercibidas, mas allá de un simple impacto estético, se pudo ver algo claro en lo más importante del sujeto, sus ojos, sus ojos… reflejaban entre varios que ya no había una cuota de humanidad […] de civilización. Lo que sí puedo intuir con cierta precisión es que estando allí ya no hay vuelta atrás, lo que alguna vez fuiste, lo que alguna vez hiciste, lo que alguna vez amaste, lo que alguna vez representabas, soñabas, anhelabas, queda totalmente atrás, olvidado… pues imagina o piensa, una vez allí (cárcel) la violación, la golpiza, la humillación, solo son acciones que te despojan de todo lo que alguna vez fuiste… así en derecho diríamos que tu dignidad y todos tus derechos fundamentales relativos entre ellos a la vida privada, a la salud, a la educación, se ven mancillados todos encadenados uno tras otros por la sola acción de estar privado de libertad[2]. Quizás muy negativo, quizás desesperanzador, pero y ¿ellos? ¿Cómo se sienten ellos, que están sintiendo ellos? Acaso no deberíamos preguntarnos que sienten ellos, o nada importa, pues ya no son personas, sino que su calidad jurídica es reo, que al parecer en Chile equivale a un animal. O mejor aun, no vale preguntarse ello, pues si están ahí es precisamente porque lo que hicieron es reprochable y más aun repudiable por la sociedad. No me parece que este argumento sea uniforme, admite matices y criticas sustentables, pero concordemos algo para no ilusionar a los optimistas y los técnicos. Los derechos humanos en esta institución no se incluyen y más un ni se barajan como posibilidades, a lo que voy es que los derechos humanos son una construcción discursiva meramente argumentativa para casos concretos y para sociedades civilizadas. Esto nos lleva a que ¿entonces la sociedad chilena no es civilizada? Lo que puedo decir, es que en una institución que es el ultimo eslabón en la pirámide social la inclusión de derechos fundamentales es súper difícil sino mas inexistente y, más en un país que no invierte o no tiene en sus planes realizar una política sustentable o al menos estable de la política carcelaria[3]. Lo que tenemos hoy, no es más que el antiguo sistema primitivo carcelario en que a los escritores le repudiaba escribir pero que debían denunciar. Esto no es nuevo, me refiero al retraso cultural o legal en materias de derechos humanos, chile muestra falencias en todas las materias que involucre la inclusión de derechos humanos en chile:; así a modo de ejemplo, en materia laboral chile tiene uno de los sistemas más regulados y restrictivos de Latinoamérica y del mundo, donde la negociación colectiva principal herramienta de conquistas sociales y económicas se ha visto desplazada por una economía neoliberal y, la huelga más un chiste y objeto de risas para los hechizados de este sistema[4]. También lo es en materia civil relativo a materia de familia, donde la mujer ostenta la mayor discriminación jurídica posible que por exigencia de los llamados derechos humanos debería reformarse[5].y lo que es objeto de estudio que es el derecho penal no es necesario escribirlo, basta la realidad que muchas veces supera con creces a los textos[6]. Es cierto que hay varios desafíos por enfrentar, en materia de cuidado personal (integridad física y psíquica), en materia de salud (enfermedades en general y el Sida en particular), de privacidad (hacinamiento), de reintegración o educación técnico o profesional. Lo difícil de la reintegración de un sujeto que logra sobrevivir en el sistema penitenciario en chile, es la de deber enfrentarse a un nuevo mundo, una nueva realidad, en todos los aspectos sociales, trabajo, convivencia y normas ajenas a los códigos y reglas que estaba acostumbrado a regirse. Así uno de los desafíos más relevantes, es el trabajo, en una sociedad en que es difícil desenvolverse en un trabajo (ya explicamos la situación del trabajo en chile en infra – o un aspecto de el-) el sujeto tiene pocas posibilidades sin mayores herramientas y fuerza de trabajo que ofrecer de acoplarse o embonar en este difícil sistema de producción. Imagínese que dependiendo de la pena privativa de libertad el sujeto ha estado de 3, 5 a 10 años sino más en la cárcel, los nuevos cambios tecnológicos, las nuevas competencias que se exigen hacen sino mas difícil que el sujeto se reincorpore en “nuestra sociedad democrática”. Hagamos abstracción u imaginemos este caso: el sujeto que sale de la cárcel luego de 5 años, se prepara para un cambio en su vida, desea trabajar. En los mejores de los casos, gracias a un decreto con fuerza de ley, se le borra el prontuario delictivo con ánimo de que el ya cumplió su condena. Se moviliza por un extraño sistema que ha sufrido cambios sustanciales, al menos en el paisaje. Y procura varias entrevistas de trabajo: gracias al decreto se borra su prontuario y le permite acceder a una entrevista, donde le preguntan que ha hecho en 5 años, -pues hay un vacío en su curriculum- el ha dicho u inventado un oficio que se traduce en un trabajador independiente. Lo que ocurre es que el jefe de recursos humanos le dirá al sujeto que se exigen determinadas exigencias y competencias para este trabajo, lo cual le dicen que no califica para el empleo. El sujeto se va pensativo y frustrado. Desmenucemos este caso en derecho para que no pierda el objetivo.

Se permite la discriminación pre-ocupacional en el derecho del trabajo, esto según el artículo 2 inc. 6 del código del trabajo. Si que a través de todos estos mecanismos como prueba sicológica, entrevistas, filtran la posibilidad de empleo. Si fuera poco las exigencias se traducen en haber cursado estudios, a lo menos enseñanza media terminada, cuando la realidad en chile es que la mayoría de los reclusos no termina ni enseñanza básica, por ende, en el pensamiento económico productivo, el sujeto no posee las suficientes competencias necesarias para ser un asalariado bajo el duro régimen capitalista. Pues hoy en chile para todo tipo de oficio se exigen a lo menos enseñanza media terminada. Pero no seamos pesimistas, hagamos que el sujeto logra sortear todos esos filtros y difíciles mecanismos discriminatorios y logra entrar a trabajar. Lo que se encuentra ahí es un sistema austero y de escueto salario, pues debido a sus competencias no puede aspirar a mayor y mejor calidad de trabajo y salario. Supongamos que el sujeto internaliza esto, no le queda otra alternativa para poder sobrevivir ahora en una sociedad capitalista e individualista que volver a delinquir y, si no tiene suerte regresar al sistema que lo acogió alguna vez. Esto señores, es el circulo vicioso de la reincidencia y de una sociedad en toda su estructura que no está preparada y al parecer dispuesta para acoger a un miembro que fue ya excluido una vez por sus hechos y, darle la posibilidad de la reinserción social y laboral. Pues siendo ya extremadamente negativo y como me gusta, la discriminación es doble: lo difícil de sobrevivir en el sistema penitenciario en chile y lo difícil de sobrevivir en una sociedad capitalista de clase esclavista, ahora lo que falta por descubrir es cuál es el mejor hogar, la cárcel o la fabrica…

Por Wilson navarro Collio en honor a los trabajadores y reclusos cuyos espíritus se ven mancillados […]. Así como dice Sartre: “no hay necesidad de fuego, el infierno son los otros”.

“nuestro sistema de administración de justicia es demasiado costoso, demasiado doloroso, demasiado destructivo, demasiado ineficiente para un pueblo verdaderamente civilizado”

Warren E. Burger.

[1] Foucault, Michel, “Vigilar y castigar”: nacimiento de la prisión.2° ed. Buenos aires: Siglo veintiuno editores, 2010. Pág.; 265 – 271. Porque no agregar la escuela, institución por excelencia de disciplina interrelacional.

[2] Esta información relativa a la violación golpizas y otros, fue proporcionada a modo de relato por nuestro guía de gendarmería.

[3] Revista Dike, Universidad Alberto Hurtado, 2011. “algunas condiciones que dificultan la operatividad del derecho penitenciario en nuestro país”. Peñaloza, Cristian. Paginas: 53- 63. Véase también: delincuencia juvenil: prevención normas legales. Centro de educación y prevención de delincuencia juvenil. Segunda edición: octubre del 2006.

[4] Véase: Uriarte, Ermida Oscar, “Sindicatos en libertad sindical”. 2ª. Edición, fundación de cultura universitaria, 1999. Caamaño, Rojo y Ugarte, Cataldo, “Negociacion Colectiva y Libertad Sindical”: un enfoque critico. Legalpublishing chile, 2008.Esto se palpa en el trabajo de varios doctrinarios, a saber: Ugarte, Ermida, Caamaño, Gamonal, Walker, entre otros.  Chile no ha ratificado el convenio N° 154 de la OIT de 1981 sobre promoción de la negociación colectiva. Y es demás mencionar el plan laboral de 1978  que hasta hoy nos invade en materia sustancial. Si esto no es suficiente piense que en chile la huelga admite reemplazo. Artículos para su deleite: art: 212, 306, 381 y obviamente muchos más!

[5] Véase para su deleite los artículos: 1749, 1754  del Código civil entre varios. esos artículos es lo que llaman algunos autores, entre ellos Orrego, Corral, Abeliuk, que la mujer tiene una “capacidad plena falaz”. Orrego, Acuña,” Visión critica de la Sociedad Conyugal y algunos fundamentos del principio de protección al cónyuge más débil “estudios de derecho civil III. Jornadas nacionales de derecho civil Valparaíso, 2007.

[6] Otro retraso es la consagración y reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, ello se aprecia de una simple y breve lectura de nuestra constitución. Hay más retrasos en todas las materias inclusive procesales pero no es objeto de este trabajo denunciar aquellas atrocidades jurídicas.

Wilson Navarro

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?