Prohibido Fumar

Como ya todos sabemos, desde el primer día del mes de marzo, está prohibido fumar en todo espacio cerrado de acceso público los que incluyen, además de pubs y restaurantes, terrazas techadas, centros de eventos y estadios, entre otros, y contempla fuertes multas contra los establecimientos en los que se transgreda la norma, todo gracias a la entrada en vigencia de la Ley 20.660

En busca de evitar que en nuestro país cientos de mujeres y hombres sigan falleciendo tempranamente a consecuencia del consumo de tabaco-señala la génesis del proyecto- y lograr establecer mecanismo que reduzcan la prevalencia de consumo en la población, el gobierno impulsó modificaciones a la Ley de Tabaco, la que tras un intenso y largo trámite en el Congreso fue aprobada. La pregunta que surge inmediatamente después de leer esto es ¿si es necesaria una Ley para que las personas dejen de fumar?, ¿No será preferible invertir en educación y prevención precoz del consumo de tabaco que intentar imponer a los ciudadanos visiones particulares sobre el asunto?

Reflexionando al respecto y teniendo sobretodo en mente que somos ciudadanos libres, llegué finalmente a la conclusión que somos- los chilenos- un pueblo acostumbrado a las soluciones parche, al facilismo y a delegar todo lo que implique una responsabilidad personal inmersa en un colectivo social. Y bajo esta lógica se puede entender que en nuestra inmensa incapacidad propia necesitamos de leyes que nos “eduquen” y en caso de no cumplirlas, que nos “castiguen”, al igual que un padre lo hace con un crío desobediente. No beba si conduce, no fume porque hace daño, coma sano, y una serie de leyes para disciplinarnos como buenos ciudadanos y que a fuerza de multas nos “eduquen” en cómo vivir mejor. De esta manera transformamos el concepto salud, educación y respeto en un abstracto que debe ser aplicado por fuerza de ley, desentendiéndonos de nuestras propias responsabilidades (y capacidades), del respeto social, de la vida en comunidad y algo mucho más grave, profundizando el individualismo negativo que el ideario neo liberal promueve, desentendiéndonos de cualquier sentido de comunidad y respeto hacia los otros.

Así, la imposición de conductas desde la represión del Estado no solo profundiza el individualismo negativo y la atomización social, sino que nos hace susceptibles a aceptar ciegamente lo que es “bueno” para nosotros, lo que es “positivo” para la salud, lo que es bueno para nuestra “seguridad”, deformando consideraciones básicas que necesariamente deben nacer de la interacción diaria del individuo con el medio y de una conciencia de base. Cubrimos y parchamos de esta manera, con este tipo de leyes, problemas estructurales graves como lo es en el ámbito sanitario, generando una falsa sensación de “salud” por limitar represivamente una conducta que con un mayor sentido de comunidad y respeto se debería dar de manera natural. Optamos por lo fácil, aceptamos lo fácil, tácitamente estamos aceptando que nos impongan conductas, lo que hacemos, lo que comemos, lo que vemos en la TV, lo que escuchamos en la radio, todo lo que debiese nacer de nuestra interacción diaria, del respeto hacia el otro y de nuestro sentido de comunidad. Se lo dejamos cómodamente al  congreso, al Estado, mientras algunos quedan satisfechos -otros no tanto- pensando que ahora enfermaremos menos, que la gente beberá menos alcohol , que dejará de fumar(y que a punta de multas seremos más conscientes), que comeremos sano, que nos respetaremos más, todo lo anterior mientras seguimos teniendo un sistema de salud paupérrimo y absolutamente indigno, 45 minutos de colación en la jornada laboral para “comer saludablemente”, abusos en las jornadas laborales, estrés, polución, contaminación etc., etc.

¿Deberemos esperar pacientemente en nuestras casas esperando la promulgación de una nueva ley “de decencia”, para hacernos más educados, más respetuosos, mejores personas, una magna ley para vivir mejor?

Me fumaré pacientemente un cigarrito en la intimidad de mi casa donde la mano pesada del Estado represivo no me alcanza, mientras dilucido esta interrogante.

Soledad Avilez

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?