Píldora Del Día Después: ¿Un Fallo Del Tribunal Constitucional Ajustado Al Debido Proceso?

Pildora

Autora: Marianela Latorre Rodríguez.

17 de abril de 2011


En Abril del 2008 el Tribunal Constitucional notificó a las partes involucradas del fallo de la píldora del día después, prohibiendo su distribución en el sistema público de salud y, de esta forma, acogiendo el requerimiento interpuesto por 36 diputados de la Alianza: que el anticonceptivo de emergencia no se entregara a la comunidad.

En este fallo, el Tribunal Constitucional determinó que las normas contenidas en el Decreto Supremo Nº 48, del 26 de enero de 2007, del Ministerio de Salud son incompatibles con nuestras normas constitucionales, desde el punto de vista jurídico.

No obstante, planteo en el presente artículo la principal imprecisión o inconsistencia del fallo, bajo mi punto de vista, en cuanto al debido proceso que se debió seguir: la carga probatoria.

Para declarar la inconstitucionalidad de la norma que prescribe la distribución del Levonorgestrel (LNG), se debían determinar los efectos de este compuesto; pero no se presentó estudio alguno, como prueba, que afirmara fehacientemente que el LNG evita la anidación de un óvulo previamente fecundado. Por lo cual nos encontramos frente a un hecho evidentemente no probado, e inclusive, autores citados por el mismo tribunal lo afirman así.

La prueba debió haber sido presentada por quien alegaba la ocurrencia de este hecho, y además, se debió exigir la prueba de hechos positivos y no negativos como se observó en el presente caso; en el cual el Tribunal Constitucional solicitó probar que el LNG no impide la anidación.

Sumado a lo expuesto anteriormente, cabe agregar que dentro del fallo se citan varios informes científicos que concluyen que el LNG no impide la anidación del óvulo fecundado; pruebas suficientes que deberían haber aportado a una sentencia distinta a la que se obtuvo: la no prohibición de la distribución de la píldora del día después. Esto debido a que los demás estudios que apoyaban la tesis contraria, sólo se limitaron a señalar que habían dudas al respecto, pero jamás pudieron afirmar, o comprobar, que la progestina evita la implantación.

Es ahora cuando podemos formular quizás la más intrigante de nuestras dudas: ¿por qué los jueces constitucionales fallaron en contra de la píldora del día después, basándose en dudas y no en certezas, en cuanto a la prueba?

Esta decisión fue adoptada por la mayoría de los jueces constitucionales que debían dirimir sobre la materia en cuestión. No obstante, creo que más que en certezas jurídicas y pruebas fehacientes, tomaron la decisión basándose en creencias personales sobre el alcance del derecho constitucional a la vida, entre otros; y no basándose en el cúmulo de pruebas sobre el inofensivo efecto de la anticoncepción de emergencia.

Dicha resolución presenta errores jurídicos en su formulación y no se encuentra respaldada por una rigurosidad en el examen de la evidencia científica disponible. Por lo tanto, no está justificada la conclusión sobre los efectos de la anticoncepción de emergencia respecto del embrión humano, ya que a través de la investigación científica de dicho fallo, podría haberse obtenido otra sentencia, al estar presentes todas las pruebas que conllevan a poder afirmar que dicho fármaco no produce un atentado contra la vida.

 Entonces, podríamos afirmar que hay una no aplicación del debido proceso en esta sentencia; no se evaluaron los antecedentes presentados ante el tribunal con imparcialidad y crítica objetiva sin dejar que la postura personal e interna de cada cual supere a la objetividad que se debió haber logrado, estando presente las pruebas que acreditan la inocuidad de la píldora el día después.

No obstante lo anterior, se prefirió optar por la argumentación más fácil en este caso tan controvertido: si en los elementos disponibles del juicio se funda siquiera una duda sobre los efectos nocivos de los anticonceptivos de emergencia, entonces se considerará constitucionalmente inaceptable su distribución.

Con lo anteriormente expuesto, definitivamente podemos afirmar que existió una no valoración racional de la prueba disponible por parte de la mayoría de los jueces involucrados. Esta afirmación debido a que (guiándonos por la premisa de la ?duda razonable?) si cada vez que se aportaran, por la acusación y por la defensa, declaraciones o pruebas contradictorias, se debiera omitir todo intento de valorarlas y convenir de inmediato en la exculpación por no satisfacerse el estándar de prueba de la acusación más allá de toda duda razonable.

13 Comentarios
  1. hubn sub 9 meses

    qWkGaS Looking forward to reading more. Great post.Really looking forward to read more. Cool.

  2. Pink your blog submit and loved it. Have you at any time imagined about visitor publishing on other associated blogs related to your site?

  3. e-book 20 poems 9 meses

    Merely wanna remark that you have a very nice internet site , I enjoy the style and design it really stands out.

  4. click here 8 meses

    Im grateful for the blog.Thanks Again. Really Great.

  5. I cannot thank you enough for the post. Great.

  6. Hey, thanks for the blog.Really looking forward to read more. Really Great.

  7. Dr Thanh 8 meses

    Im thankful for the post.Much thanks again. Will read on…

  8. Thanks for sharing, this is a fantastic article post.Much thanks again. Want more.

  9. I think this is a real great blog post. Cool.

  10. plastic surgery 8 meses

    Really enjoyed this post.Really looking forward to read more. Much obliged.

  11. Thanks for the article.Thanks Again. Want more.

  12. Bullied Teen 8 meses

    Im obliged for the article.Thanks Again. Awesome.

  13. I really enjoy the blog post.Really looking forward to read more. Fantastic.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?