No Discriminación. Perspectiva Laboral

04 de febrero de 2014


Nuestro Ordenamiento reconoce el principio de igualdad, ya sea en nuestra carta fundamental en su artículo Nº 1 que señala ” Los Hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, así como también el articulo 19 numeral 2 y el principio de no discriminación arbitraria.

El Principio de igualdad ante la ley implica la existencia y establecimiento de mecanismos que no distingan arbitrariamente a las personas en sus derechos, entonces para el juicio que de igualdad que realice cualquier operador jurídico solamente serán relevantes las diferencias arbitrarias y por ende que carezcan de toda razonabilidad (trato caprichoso). Por lo antes expuesto la noción de discriminación consiste en diferenciar, separar entre los individuos teniendo en consideración las características de cada uno de ellos como lo serian la raza, el sexo, color de piel, religión que profesan, lo cual afectaría la igualdad y dignidad de las personas.

En el ámbito laboral la relación entre trabajador y empleador dista mucho de ser una relación en un plano de igualdad, todo aquello manifestado en el vínculo de subordinación e independencia que caracteriza al derecho laboral, transformándose así en un escenario propicio para vulneraciones del principio de igualdad y no discriminación. Nuestro País ha ratificado el Convenio de la OIT sobre la discriminación, el cual dispone que la discriminación es cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación.

Nuestro Tribunal Constitucional en su constante jurisprudencia se ha evidenciado una evolución jurisprudencial en razón de establecer el sentido y alcance del principio de igualdad ante la ley. En una primera etapa ha precisado que la igualdad ante la ley consiste en que las normas jurídicas deben ser iguales para todas las personas que se encuentren en las mismas circunstancias y diversas para quienes se encuentren en situación diferente. Igualdad por ende supone una distinción razonable entre quienes no se encuentren en la misma condición.( Roles 53/1988, 219/1995).

Una Segunda etapa versa sobre la realización de un examen de proporcionalidad respecto de una diferencia de trato por lo que dicha diferencia persiga un fin legítimo y necesario con el fin propuesto por dicha distinción.

Nuestro Código del Trabajo en su artículo Nº 5 el cual establece el límite que las garantías constitucionales constituyen en lo que respecta a las facultades del empleador cuando se pudiera ver afectada la intimidad, la vida privada y la honra del trabajador. El articulo Nº 2 da cuenta de los actos discriminatorios que podría sufrir el trabajador en el desempeño de su labor por parte del empleador esto en concordancia con el articulo 19 numeral 16 de nuestra carta fundamental, además el código laboral contempla el procedimiento de tutela laboral en su artículo 485, que tiene aplicación en protección de los derechos fundamentales del trabajador, por tanto en su inciso primero se remite a los derechos consagrados en la carta fundamental, y en su inciso segundo que este procedimiento tiene aplicación respecto de los actos discriminatorios que dispone el artículo 2.

Finalmente para la jurisprudencia laboral la discriminación se define como la diferencia arbitraria, desigualdad de trato carente de justificación objetiva y razonables (Rit T-38-2010). Además se señala que el derecho a la no discriminación es un derecho humano y no solamente se limita al ámbito laboral. pero dicha jurisprudencia no ha sido acogida plenamente ni mayoritariamente por nuestros tribunales de justicia.

A modo de conclusión, si bien es cierto que el trabajador ha visto reforzada la protección respecto de su persona en razón de diversas reformas que se han implantado, nos encontramos con una jurisprudencia laboral que debe desarrollarse mas desde la óptica de los derechos fundamentales de los trabajadores y comprender que la relación laboral comienza en un plano de desequilibrio entre ambos sujetos de la relación en comento, lo que deja a un trabajador propenso a verse vulnerado en su desempeño diario por el solo arbitrio del empleador que muchas veces se resguarda en resquicios legales para realizar su abuso.

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?