LA HUMANIZACION DEL DERECHO PENAL

La presente surgió a raíz de un seminario que trataba acerca de los Derechos Humanos en el Derecho Penal y el Derecho Procesal Penal, en la Universidad Católica del Maule en la ciudad de Curicó.

La primera cuestión importante es poder delimitar la naturaleza misma de los Derechos Humanos; para la mayoría, estos son aquellos que encontramos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la asamblea general de Derechos Humanos, para otros – entre los que me incluyo – son aquellos derechos que vagan libremente en el limbo, es decir en su más puro estado de ius naturalismo, y para otros son aquellos que los Estados los acogen como esenciales o fundamentales.

La verdad dicha sea; la Declaración Universal de los Derechos Humanos no es más que eso, una declaración sin ningún valor o peso jurídico en lo que dice relación con los diversos ordenamientos jurídicos de las mas distintas naciones. Por otra parte, no podemos visualizar el norte de los Derechos Humanos en los Derechos Fundamentales de las diversas cartas Magnas de los países, hacerlo sería perder absolutamente el horizonte, y dejar entregada dicha labor al capricho del legislador de turno, por muy alto que para su modificación sean los quórum.

Repetido es ya aquella frase que plantea con justa razón que en el Tercer Reich había un profundo respeto a los Derechos Fundamentales, es decir a la positivación de aquellos valores que ellos creyeron necesarios para sobrevivir como nación.

Entonces ¿donde están los Derechos Humanos?, no pueden estar sino en aquellas nobles ideas que vagan por el cosmos del Derecho, o si se prefiere, con aquellos que por analogía podemos llamar Derecho Natural.

Sin embargo ello, ¿Qué peso jurídico posee el Derecho Natural?

Planteada la duda – si, solo eso hare, puesto que no tengo la solución – ahora nos podemos preguntar ¿Cómo podemos hablar de Derechos Humanos en otras ramas del Derecho si ni siquiera sabemos que son los Derechos Humanos?

Difícil tarea. Al ser estos Derechos tan intangibles, de dificultosa manera podemos analogarlos a alguna rama positiva de Derecho.

El Derecho Penal, en una noción muy básica, es justamente lo contrario, privar al individuo de sus Derechos Humanos, para así proteger la vigencia normativa. Es decir, vulneramos Derechos Humanos por proteger la continuidad social.

Le suprimimos todos sus Derechos fundamentales, además.

Entonces, malamente podemos hablar de Derechos Humanos en el Derecho Penal, más justo – en mi humilde opinión – es hablar de la Humanización en el Derecho Penal , frente a lo cual si puede tener bastante injerencia los Derechos Fundamentales adoptados por los diversos Estados.

Lejos estamos de intercalar Derechos Humanos dentro del Derecho Penal, creo que un paso para llegar a ello sería una legislación de carácter supranacional, lo cual es verdaderamente impensado, u otra cosa bastante impensada también, lo cual es intentar suprimir paulatinamente el Ius Puniendi al mínimo o sencillamente a su extinción.

La escrituración de los Derechos Humanos es el acto más bestial que puede existir, puesto que con esto realizamos su positivización y procuramos su extinción.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?