Expansión v/s Huida.

En uno de los últimos congresos que asistí como exponente, salto a la palestra un tema ya tabú en el discurso penal actual, cual es la huida del Derecho Penal.

En la actualidad esta manifestación tiene su punto culmine en la legislación penal (visto desde nuestras fronteras, las ultimas leyes penales en chile, a modo de ejemplo para ser citadas, pueden ser la leyes N° 20.084, 20.393, 20.594, entre otras). ¿Pero cómo se manifiesta en la legislación? Se manifiesta por medio de una búsqueda de soluciones apresuradas y reaccionistas a problemas penales que, si bien requieren una solución efectiva, se realizan sin políticas criminales definidas, o en su defecto con un corte total y absolutamente draconiano, las cuales en caso extremos pueden violar principios constitucionales (solo por citar la libertad, la culpabilidad, el non bis in ídem, entre otros).

Nuestro legislador, junto con el poder político ha tomado la desagradable actitud de NO OÍR, lo cual transforma la proposición de ideas penales útiles al sistema en meras palabras que quedan en el desierto y que van sin destino alguno. Solo por poner como ejemplo, la Ley N° 20.595, que crea el famoso “dicom de los pedófilos” –que de dicom no tiene NADA-, sufre de severos problemas de constitucionalidad, sobre todo en la violación al principio del non bis in ídem. Además, si acumuláramos las peticiones dirigidas por la población a los poderes políticos con el fin de intervenir de forma drástica y lograr la seguridad ciudadana que todos buscan, se logra una ecuación a lo sumo peligrosa vista en los ojos de todo penalista.

Ante lo anterior, los Estados ante las demandas ciudadanas han venido actuando de una doble forma: por una parte, a través de la acelerada ampliación del espacio propio de la legislación penal, ergo, admitiendo el escape del Derecho Penal hacia temas extrapenales no fundados y solucionables a corto plazo por la legislación (siguen pensando los legisladores que con legislación express se soluciona la problemática penal que surge a paso rápido, ¡falacia!), y por otro surge un incremento de la penalidad de la criminalidad tradicional, así como también los medios de intervención y persecución por parte de la policía dentro y fuera del proceso penal se hacen más intensos. Esto que se denomina “populismo punitivo”, conlleva un efecto radical: restringe las libertades personales y públicas, y por lo cual su eficacia y eficiencia queda en entredicho, esto es, si los costes de libertad que se ven comprometidos se vean compensados por incrementos reales de seguridad general.

Ahora en contraposición a la huida, la expansión del Derecho Penal, propone la confección de tipos penales y de leyes que actúen de forma preventiva, creadas en base a una política-criminal racional y proporcional a la conducta ejecutada.

En la teoría eso es lo que busca el Derecho Penal. La búsqueda de soluciones que permitan una persuasión real al delincuente; una comunicación simbólica del especial valor de los intereses que pudieren verse afectados, valor que habrá que determinar además, su protección penal y a través de la manifestación democrática real de la decisión incriminatoria. Pero para que resulte convincente, se debe considerar lo siguiente. No basta con la “necesidad de la intervención penal”, entendida como la insuficiencia de los mecanismos extrapenales para afrontar un determinado problema social. Es preciso que además que la intervención jurídico-penal, así como la medida de su intensidad, resulten ser adecuadas y proporcionales.

Que el Derecho Penal aparezca como ultima ratio ante el fracaso de los demás sistemas, no implica que aquel constituya una respuesta adecuada, ni mucho menos proporcional. Esto último es el punto clave. Una conducta socialmente lesiva no se convierte en delictiva por el hecho de que no se hallen, o más bien dicho no se busque suficientemente, mecanismos extrapenales para su razonable contención. Para ser caracterizada como delictiva, la conducta debe merecer una sanción penal como reacción justa y racional. Y eso es lo que no queda claro en muchas de las manifestaciones del “moderno” Derecho Penal.

3 Comentarios
  1. eebest8 best 12 meses

    “I really like and appreciate your blog article.Really looking forward to read more. Really Great.”

  2. purificadoras 12 meses

    A big thank you for your article.Really thank you! Will read on…

  3. rrb result 2016 11 meses

    I am so grateful for your blog article.Much thanks again. Awesome.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?