El ocaso de los Bienes Jurídicos

En Derecho Penal es ampliamente conocido por todos que lo que se protege mediante sanción son determinados bienes jurídicos que la sociedad cree de importancia.

Los problemas a este resabio jurídico vienen en diversas direcciones, analizando sumariamente los más importantes

¿Cuáles son los bienes jurídicos?, se entiende por bien jurídico aquel a que el Derecho le ha dado su tutela, específicamente para efectos de esta columna, el Derecho Penal. Pero ¿hasta qué punto podemos ampliar el espectro de bienes jurídicos tutelados?

El creciente estado policial en el que ha devenido el Derecho, sobre todo en América Latina ha dado como resultado robustos códigos penales que castigan una amplia gama de conductas, incluso aquellas que pareciera pudiesen solucionarse de otra forma , y, en conjunto con esto con penas desproporcionadas, he aquí lo que denominamos ‘’delitos de bagatela’’, en que hoy en día prácticamente todo es un delito, apartándose aquellos bienes jurídicos que incluso se equiparaban al Ius Naturalismo para crear un verdadero cajón de Sastre.

¿Protege efectivamente el Derecho Penal a dichos bienes Jurídicos? La respuesta es obvia, NO.

Los bienes jurídicos perecen por sí mismos, la vida por alguna enfermedad o la vejez, un edificio por el lapsus del tiempo o un terremoto, etc. Por lo tanto el Derecho Penal se muestra INEFICAZ FRENTE A TAL PROTECCION, que en la realidad no puede brindársela, puesto que resultaría incluso anti natura.

¿Repara el daño causado la imposición de la pena?

La imposición de la pena no revive a ningún muerto, tampoco reteje ningún himen, es más aun, el Derecho Penal justamente comienza a actuar en aquel momento en que ya se ha lesionado un determinado bien jurídico, sea parcialmente o completamente.

Todo lo antes descrito no es para afirmar que el Derecho Penal de nada sirva, por el contrario es para afirmar que en cuanto protección de Bienes Jurídicos se muestra claramente ineficaz.

Entonces ¿Qué es lo que protege el Derecho Penal?

Teniendo en cuenta que es muy difícil un pacto social en el cual se establezcan los bienes jurídicos de importancia a proteger, también considerando que el Derecho Penal se ve impotente frente a la natural destrucción de estos y que justamente el Derecho Penal nació como reacción a la LESION DE LOS BIENES JURIDICOS, no nos queda más que concluir, al igual como lo planteo ya el Profesor Jakobs, que lo que busca el Derecho Penal es mantener la vigencia de la Norma.

La vigencia normativa se revalida cada vez que se impone un castigo frente a la conducta socialmente errada de un infiel al Derecho.

Cada vez que el Legislador establece una conducta prohibida nos está comunicando que esa conducta no es aceptada dentro de un Estado Social y Democrático de Derecho, entonces cuando alguien delinque, con su actuar, le comunica al legislador que esa norma no es válida, y que él puede seguir viviendo en Sociedad infringiendo la norma, desestabilizando así de algún modo el sistema normativo imperante. Frente a esto, la Sociedad le impone un castigo que es la comunicación de que el individuo estaba en lo errado, restableciendo así con esto la vigencia normativa esencial para vivir en Sociedad, todo este pensamiento, claramente amparado bajo una visión funcionalista y autopoyetica del Derecho.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?