El modelo Institucional Ambiental: una de las tantas importaciones.

El proyecto Pascua Lama en la recién pasada semana, fue sancionado por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), por incumplir- entre otras- obligaciones que se contenían en su correspondiente Resolución de Calificación Ambiental, dictada por la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región de Atacama. Todo este esquema, obedece a un modelo institucional creado para la protección del bien jurídico colectivo, medio ambiente. Cabe preguntarnos: ¿Cómo surge este modelo institucional?

El modelo de protección al medio ambiente en chile tiene su primera expresión en la Constitución Política de 1980 que consagra como una de sus garantías fundamentales, el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación (Art. 19 N°8 CPR).  Además, en dicha norma el constituyente realzaba el carácter de derecho prestacional, señalando que “Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza”. Sin embargo, llegados a la democracia en 1990, no existía ninguna forma de garantizar este derecho en forma especial, existía una regulación que estableciera: a) ¿Qué se entiende por Medio Ambiente libre de contaminación? ; b) ¿Cómo se protege la naturaleza? Y c) ¿Qué es la naturaleza?

De esta manera, en 1994 surge la Ley 19.300 Sobre Bases Generales del Medio Ambiente. Pero, esta Ley no fue creación normativa chilena. O sea, en lo formal, claro que sí. En lo sustancial no. Ello en razón de que, es la ONU quien propone a los Países latinoamericanos un modelo institucional para regular de mejor manera esta protección al medio ambiente, entendiendo que esto se enmarcaba, en los principios subyacentes en la sociedad internacional, como lo es el de Desarrollo Sustentable. Chile, acató bastantes de las propuestas hechas por la ONU, salvo la parte que se refería al Delito Ambiental. Lo cierto, es que con esta ley comienza a desplegarse todo un modelo institucional basado en órganos de la administración, los cuales determinarían según la ley, cuando se estaba poniendo en peligro o derechamente, se produciría un daño al medio ambiente con un determinado proyecto.

Así las cosas, el desarrollo de este marco institucional propuesto por la ONU, integraron a nuestro ordenamiento jurídico una protección del medio ambiente, pero, en ausencia de todo diálogo social a fin de identificar las necesidades de la comunidad.  Esto supuso – y supone hasta el día de hoy- un sesgo de ilegitimidad. Esto en el sentido, de que la comunidad no tiene la misma sensibilidad ambiental que se expresa en la ley.  Un ejemplo nos aclarará este punto;  La empresa “A” con su proyecto inundará sectores que son hábitat de la especie Huemul y el estudio de impacto ambiental señala que se perderán muchos individuos de esa especie, no se sabe cuántos, pero muchos perecerán. Pues bien, la empresa “A” puede mitigar este eventual daño, realizando acciones positivas, como las de habilitar un lugar nuevo, alejado de las instalaciones del proyecto,  para el hábitat de esta especie. Con ello, es probable que el proyecto de la empresa “A” reciba favorable RCA. Pero ¿Usted considera que con una acción positiva de mitigación se logra cumplir con la finalidad de proteger el medio ambiente? de esto nos referimos, cuando decimos que es ilegítimo.

También, del ejemplo es posible colegir que la empresa “A” puede cumplir aquello o no. En este momento histórico, difícil resulta fiscalizar a la empresa.

Con esta premisa, falta de fiscalización, surge la ley 20.417 de 26 de enero de 2010. Pero, nuevamente, una importación. Sucede que Chile al ingresar a la OCDE, esta última realizó una serie de observaciones a la regulación de la protección al medio ambiente. En las recomendaciones, se señalaba que la política ambiental chilena se ha construido sobre la base de las consideraciones hacia la salud humana y el comercio internacional y que la organización estima que los desafíos ambientales de Chile, para disminuir la “Brecha relativa a la convergencia con los estándares ambientales de países de la OCDE” son fundamentalmente: a) aplicar políticas ambientales de forma cabal y eficiente; B) profundizar en la integración de las consideraciones ambientales en las decisiones económicas, sociales y sectoriales; y c) fortalecer su cooperación ambiental internacional.

En consecuencia, surge la ley que anteriormente señale, para salvar estos “vacíos” que la OCDE declaraba existentes en nuestra legislación. Como por ejemplo, la creación del Ministerio del Medio Ambiente, La superintendencia del Medio Ambiente, y cambia algunas regulaciones con respecto al SEIA.

Centrémonos ahora, en la SMA. Este órgano de la administración, está destinado principalmente a fiscalizar y a aplicar sanciones a los infractores. Y aquí es donde surge este desapego con la sensibilidad ambiental de la comunidad chilena y la de su legislación. Nuevamente, me dirijo a utilizar un ejemplo para ilustrar:

En el caso Pascua Lama, la SMA tenía – al tenor de los hechos dados por probados- aplicar la revocación de la RCA o las multas. El Superintendente en una entrevista a un diario de circulación nacional señaló que, estaba descartada la posibilidad de revocar el permiso ambiental, porque eso podría llevar a que la empresa minera no presentara su plan de cierre de faena. Entonces, en esa inteligencia, ¿protegemos el medio ambiente, en la medida de lo posible?  ¿Es eso lo que la comunidad chilena quisiera? O sea, que por un problema estrictamente legal – si aplicamos revocación de RCA la empresa minera puede no presentar su plan de cierre y con ello derivar en consecuencias aún peores- , no podemos aplicar una de las sanciones establecidas en la Ley Orgánica de la Superintendencia del Medio ambiente.

Finalmente, cabe rescatar que copiar modelos foráneos a nuestro país supone, necesariamente una adaptación, en cuanto a los valores que esa legislación importa y a las consecuencias negativas que puede acarrear tener una legislación que parece ser sacada de laboratorio, más que de la Voluntad Soberana de la Nación.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?