El “dicom de los pedófilos”.

Ya el nombre periodístico que se la ha dado a este registro puede causar un poco de risa, como si los condenados por este tipo de delitos tuvieran una deuda económica. Lo cual no es así, sino que esta “deuda” si se puede decir así, va mucho más allá.

Este nuevo registro debería haber sido implementado hace ya tiempo atrás, y no ahora en el 2012, donde ya han pasado por nuestra triste historia delictual chilena casos como los de “Zacarach”, Spiniack, entre otros ejemplos varios. Esto nos da cuenta nuevamente que los proyectos de ley son reaccionarios, ya que no son creados en base a una concepción de una realidad futura, sino a una realidad tardía de un hecho de connotación grave.

En esta nueva ley, hay que tener como antecedente directo la Ley Nº 19.927  que incorpora al Código Penal y otros cuerpos procesales penales, entre otros, los delitos de pornografía infantil y que plasmaron aspectos relevantes del modelo penal de seguridad ciudadana y del derecho penal contemporáneo, han permitido a nuestro país contar con un ordenamiento jurídico más moderno.  En concreto, se incorporaron los denominados delitos pluriofensivos -tipificando acciones que en un solo acto atentan contra varios bienes jurídicos-, y se incrementaron las consecuencias jurídicas asignadas a ellos. En el caso particular de los delitos de connotación sexual, se crearon delitos contra la integridad sexual, protegiendo así la libertad, integridad, indemnidad sexual y la salud de las personas.

Más aun, algo ya tradicional en nuestra idiosincrasia es lo que describe el proyecto, lo cual confirma con mayor fuerza la hipótesis de que en Chile hay un sistema de seguridad ciudadana puro y duro y que llego, lamentablemente, para quedarse: “Por su parte, y a fin de lograr la disminución del temor en la población, así como una prevención más efectiva del delito, el presente proyecto de ley crea una sección especial en el actual Registro General de Condenas, dependiente del Servicio de Registro Civil e Identificación, modificándose el Decreto Ley Nº 645, que lo crea. En esta nueva sección, se incorporan las inhabilidades del artículo 39 bis del Código Penal, logrando una distribución más eficiente y operativa de los datos ya existentes en el Registro, lo que es coherente con el principio que subyace en el mismo Registro en relación con la actual sección especial de “Condena Condicional”. 

Por último, para fines de tranquilidad de la ciudadanía o prevención del delito, el proyecto de ley permite que la información de esta nueva sección pueda ser consultada por la ciudadanía.”  

La creación de este Registro Nacional de Condenas denominado “inhabilitaciones impuestas por delitos de connotación sexual cometidos contra menores de edad”, se genera en base a un mensaje presidencial del año 2010, que proponía incorporar modificaciones al Código Penal y al D.L N° 645 sobre Registro Nacional de Condenas. En primer lugar, se establece la inhabilidad perpetua cuando la víctima es menor de 14 años.  En los demás delitos, en los que las víctimas sean menores de 18 años, pero hayan cumplido 14 años o sean mayores de 14, se mantiene la inhabilidad temporal (Arts. 21, 39 bis, 372 Código Penal)

Por otro lado, para corregir los actuales vacíos de la ley, se extiende la inhabilidad a la difusión de material pornográfico en cuya elaboración se han empleado a menores (artículo 374 bis) y se aclara que se extiende también a la sustracción de menores con violación, y a los casos violación con homicidio y robo con violación en los que las víctimas sean menores de edad.

De igual manera, se elimina la mención a las personas del artículo 371, manteniéndose la referencia sólo para el caso de la sodomía libremente consentida con un menor mayor de 14 años (artículo 365) y solicitación de servicios sexuales a un menor mayor de 14 años a cambio de una prestación de cualquier naturaleza (artículo 367 ter).

En su artículo segundo el proyecto crea una sección especial dentro del Registro General de Condenas, caracterizada por el principio de publicidad. A partir de esta norma, será la administración que hoy día realiza el Registro Civil de dicho Registro, la encargada de implementar y gestionar esta sección, como asimismo, de establecer los medios tendientes a su adecuada publicidad, uso y control.

Respecto de la inhabilidades, algo que no fue escriturado en el proyecto, pero que fue considerado en el cuerpo de este,  fue el de ser aplicadas tanto de forma temporal como perpetua, según sea el caso, “para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad”. Punto importante, ya que es en recintos educacionales donde puede existir mayor incidencia de estos delitos en contra de menores de edad.

Cerrando, la ya ley otorga un marco, que, si bien era necesario desde hace mucho tiempo atrás, viene a ser tardío. Cabe aquí decir “más vale tarde que nunca”, pero ya los límites de ella ya rayan en la impaciencia muchas veces. He de esperarse que con el hecho de existir publicidad registral respecto de aquellos que cometen delitos de connotación sexual en contra de menores, la ciudadanía y los medios de prensa no tergiversen la información contenida en ellos y se use de forma responsable y correcta.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?