El Derecho a Decidir ¿en juego?

derechocivil

Autor: Gerardo Sánchez Granados.

27 de septiembre de 2011


En estos días donde no sólo el clima político electoral, está en auge para determinar quienes serán los “suspirantes” a ocupar la silla presidencial en el 2012, tema que ha ocupado sin duda, la mayoría de los reflectores del país, que por cierto se encuentran ya de por si divididos y saturados los encabezados de los medios de comunicación de nota roja (casi) todos los días (no es raro ya en un contexto de violencia sistematizada como el que estamos viviendo hoy en día en México y donde cifras oficiales ya contabilizan más de 50 mil muertos por una “guerra” sin una estrategia clara).

En este contexto un tema de gran relevancia se esta discutiendo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y es en relación al Derecho a Decidir que tienen las mujeres sobre su cuerpo, que permitió que en el año 2007 se haya despenalizado el aborto en el Distrito Federal, permitiendo a las mujeres decidir sobre su cuerpo y abortar dentro de las primeras 12 semanas de gestación; lo que provocó una oleada de fuertes críticas manifestaciones sociales y políticas, en pro y en contra, donde tuvieron cabida todo tipo de argumentos filosóficos, legales e incluso religiosos.  Provocando entre otras reacciones, que 18 legislaturas estatales realizaran reformas a sus Constituciones locales para preservar el Derecho a la Vida, y con esto penalizar el aborto.

Sin embargo, a pesar de las acciones de inconstitucionalidad presentadas por varias entidades de la República e inclusive de la misma Procuraduría General de la República, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, declaró constitucional las reformas hechas a los artículos 144, 145, 146 y 147 del Código Penal para el Distrito Federal, y adiciones a artículos 16 Bis 6, y 16 Bis 8 de la Ley de Salud para el Distrito Federal.  Recientemente el ministro Fernando Franco, presentó dos acciones de inconstitucionalidad en contra de las reformas a las Constituciones de dos entidades federativas en donde se penaliza el aborto, Baja California[1] y San Luis Potosí[2].  Los argumentos principales presentados por el ministro son:

Primero:

Si ni la propia Constitución Federal ni los instrumentos internacionales pertinentes contemplan como “individuo” al producto en gestación, tampoco lo puede hacer la Constitución estatal, porque se conferirían derechos a un grupo de “sujetos” no reconocidos por la Norma Suprema, lo cual supone una contravención a ésta…

Segundo:

…pues la protección absoluta de la vida del concebido no nacido se establece a costa o en detrimento de sus derechos. En este sentido, se atenta contra la dignidad de las mujeres, pues las reducen a un instrumento reproductivo, y esto sirve a un estereotipo negativo de género, que las degrada a un determinado rol y les impone una carga desproporcionada.

En este sentido, los proyectos del ministro Franco trazan un límite puntual a la autonomía del legislador democrático, con fundamento en la Constitución federal y los instrumentos internacionales: puede establecer el derecho a la vida siempre que no se le dé el carácter de un derecho supremo y absoluto, cerrando la posibilidad de graduar su protección de tal manera que permita el goce de otros derechos fundamentales, como la libertad sexual y reproductiva[3].

Sin duda, de ser aprobado por 8 de los 11 ministros de la corte, se marcará un precedente en la historia jurídica de México y abrirá  las puertas a que las mujeres que viven en el interior de la República puedan decidir sobre su propio cuerpo.

“Las mujeres no son un instrumento reproductivo para la raza humana, sino que hay que garantizarles respeto como seres independientes de su propio destino”[4].


Reseñas:

[1]Articulo 7º, primer párrafo, de la Constitución de Baja California: “El Estado de Baja California acata plenamente y asegura a todos sus habitantes las garantías individuales y sociales consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los demás derechos que otorga Constitución; de igual manera de esta norma fundamental tutela el derecho a la vida, al sustentar que desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le reputa como nacido para todos los efectos legales correspondientes, hasta su muerte natural o no incluida.

[2]Artículo 16 de la Constitución de San Luis Potosí: “El Estado de San Luis Potosí reconoce la vida como fundamento de todos los derechos de los seres humanos, por lo que la respeta y protege desde el momento de su inicio en la concepción. Queda prohibida la pena de muerte, la cual no podrá aplicarse en ningún caso. No es punible la muerte dada al producto de la concepción cuando sea consecuencia de una acción culposa de la mujer; el embarazo sea resultado de una violación o de una inseminación indebida; o de no provocarse el aborto la mujer corra peligro de muerte.”

[3] LÓPEZ Noriega, Saúl. “El juego de la Corte”. NEXOS. Septiembre 13, 2011. México. http://radioquintanaroo.com/desciende-el-numero-de-catolicos-en-mexico/

[4] CARPIZO, Jorge. “La legalidad del aborto”. MILENIO. Noviembre 16, 2008. México. http://impreso.milenio.com/node/7131093

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?