De la Debida “REFORMA EDUCACIONAL” en Materia Ambiental y Animal.

  1. Introducción.

De los estudios que he efectuado en el área del Derecho Ambiental, y en la incesante búsqueda de mecanismos que efectivamente resguarden los principios inspiradores del Desarrollo Sostenible; he llegado a participar en bastantes “Webinars”, o Seminarios Internacionales vía web, en los que se ha hablado de las realidades y conflictos ambientales que se presentan en varios países; y se ha opinado y debatido otras tantas posibles soluciones a estos problemas de carácter global. En el último Webinar que tuve el placer de participar, el seis de Agosto del presente año, titulado “De la Perspectiva de los Jóvenes Latinoamericanos sobre la Educación del Desarrollo Sostenible”[1]; se presentaron, por parte de todos los participantes, similares quejas en cuanto al modelo educativo que actualmente gran parte de Latinoamérica y el Caribe  implementa en la formación ambiental de su población.

Antes de seguir con lo anterior, cabe señalar que en el antes dicho seminario se nos informó además de los distintos niveles de formación educacional al cual la gente puede estar optando en su respectivo país. Es así que se nos dijo que existen actualmente tres tipos de Educación Ambiental, al respecto cito lo expuesto en la página “earthcharterinaction.org”, organizadora del evento antes indicado, en donde se señala lo siguiente:

  1. Educación formal: 1) Aprendizaje ofrecido normalmente por un centro de educación o formación, con carácter estructurado (según objetivos didácticos, duración o soporte) y que concluye con una certificación. El aprendizaje formal es intencional desde la perspectiva del alumno. 2) Es un sistema educativo altamente institucionalizado, cronológicamente graduado y jerárquicamente estructurado que se extiende desde los primeros años de la escuela primaria hasta los últimos años de la universidad. Ejemplos: Escuela, colegio, universidad.
  2. Educación no formal: 1) Aprendizaje que no es ofrecido por un centro de educación o formación y normalmente no conduce a una certificación. No obstante, tiene carácter estructurado (en objetivos didácticos, duración o soporte). El aprendizaje no formal es intencional desde la perspectiva del alumno. 2) Toda actividad organizada, sistemática, educativa, realizada fuera del marco del sistema oficial, para facilitar determinadas clases de aprendizaje a subgrupos particulares de la población, tanto adultos como niños. Ejemplos: Talleres, programas de capacitación, congresos, cursos que no tienen el objetivo de obtener un grado académico.
  3. Educación informal: 1) Aprendizaje que se obtiene en las actividades de la vida cotidiana relacionadas con el trabajo, la familia o el ocio. No está estructurado (en objetivos didácticos, duración ni soporte) y normalmente no conduce a una certificación. El aprendizaje informal puede ser intencional pero, en la mayoría de los casos, no lo es (es fortuito o aleatorio). 2) Un proceso que dura toda la vida y en el que las personas adquieren y acumulan conocimientos, habilidades, actitudes y modos de discernimiento mediante las experiencias diarias y su relación con el entorno. Ejemplos: redes sociales, conversaciones con amigos y familiares, lectura.[2]

Siguiendo con lo expuesto, cabe señalar que fuimos todos quienes participamos de aquel Seminario quienes concluimos que, en los distintos países de Latinoamérica y el Caribe, el mayor y más importante mecanismo de acceso a la educación ambiental que se está realizado en la actualidad es la denominada “Educación Informal”; y solo hace muy poco tiempo se está potenciando la “Educación No Formal”.

Terminando con esta introducción, solo me resta decir que para todos quienes participamos de aquella charla, no fue grato el darnos cuenta que nuestras distintas naciones han hecho poco y nada en la labor de formar ambientalmente a nuestros compatriotas, no están potenciando el desarrollo de una “Educación Formal” para un desarrollo sostenible y consciente.

  1. Actualidad en el Chile.

En nuestro país existen dos normativas que mandatan al Estado a implementar políticas que tiendan al desarrollo e implementación de una Educación Formal para los ciudadanos en materias ecosistémica. Estas normas son la ley 19.300 (de Bases Generales del Medio Ambiente), y la ley 20.380 (de protección animal). Específicamente en el artículo sexto, del párrafo primero, del título segundo, el que señala que “Art. 6°.- El proceso educativo, en sus diversos niveles, a través de la transmisión de conocimiento y de la enseñanza de conceptos modernos de protección ambiental, orientados a la comprensión y toma de conciencia de los problemas ambientales, deberá incorporar la integración de valores y el desarrollo de hábitos y conductas que tiendan a prevenirlos y resolverlos”[3]; y el artículo segundo, del título segundo, el que señala que “Art. 2°.- El proceso educativo, en sus niveles básico y medio, deberá inculcar el sentido de respeto y protección a los animales, como seres vivientes y sensibles que forman parte de la naturaleza. La autoridad dará prioridad a la educación para la tenencia responsable de animales, a fin de controlar especialmente la población canina y felina, procurando, además, que para este efecto se apliquen otras medidas integrales de prevención, como el control sistemático de fertilidad canina y felina y de factores ambientales relacionados, y el registro e identificación de estos animales domésticos”[4].El Ministerio de Medio Ambiente de Chile, ha incorporado distintos mecanismos que buscan potenciar la educación ambiental tanto a nivel municipal, como también dentro de los establecimientos educacionales. Ello a través del ofrecimiento de una Certificación Ambiental otorgada por este Ministerio a aquellos entes que cumplan con los requisitos y programas preestablecidos por el antes dicho órgano. En definitiva lo que se busca es incentivar a las municipalidades[5] y a los colegios[6] a que dentro de sus actividades incorporen conceptos y aplicaciones de orden ambiental, educando a sus dependientes en estas áreas, para luego obtener la certificación ambiental del Ministerio de Medio Ambiente.

Lo importante que hay que mencionar es que todo este proceso tiene el carácter de voluntario, tanto para los establecimientos educacionales y las municipalidades, quienes no están obligados en definitiva a incorporar este tipo de programas. Es por lo anterior que sería válido señalar que en Chile, la educación ambiental es solo “Voluntaria”.

Con respecto a la educación animal es aún peor el panorama. No se ha establecido programa obligatorio, o certificación alguna a la cual pueda optar algún ente, privado o público, que quiera o le interese validar sus conocimientos respecto a este tópico.

  1. Consecuencias de lo anterior.

En consecuencia vemos que no existe, por parte de Chile, un efectivo y obligatorio programa de educación formal, a nivel nacional, que tenga por objeto cumplir con lo ordenado por las antes citadas normas, las cuales, no olvidemos, velan por el resguardo de nuestros ecosistemas, nuestro patrimonio ambiental, y nuestros recursos naturales.

  1. Potenciales Soluciones.

Es lógico que nuestro conflicto se resuelve mediante la implementación, con el carácter de obligatorio, de un programa de educación formal ambiental y animal, tanto a nivel local como también dentro de todos los establecimientos educacionales de nuestro país; dando así cumplimiento a lo ordenado por aquellos cuerpos normativos ya expuestos.

En razón a lo expuesto, creo que además cabe preguntarse lo siguiente: ¿Cómo se podría implementar este tipo de programas a nivel educativo? ¿Podrían ser los privados quienes ofrezcan este tipo de servicios educacionales a los colegios y a los municipios? Y, en la hipótesis anterior, ¿Se podría estar cayendo en el mismo conflicto que hoy aflige a los estudiantes de Chile, me refiero a la discriminación en cuanto a la calidad de la educación y el acceso a esta, en relación al potencial económico de los padres y de las familias?

Hoy, mi intención no disipar estas dudas, sólo dejarlas planteadas.

  1. Conclusión.

Considero que Chile debiese hacerse responsable, frente a sus nacionales, de los conflictos socio-ambientales que en la actualidad aquejan a todo el globo. Nuestro país debiese de incorporar políticas y programas que de forma efectiva y obligatoria den pasos hacia una concientización de los problemas del cambio climático, la pobreza, la desigualdad en cuento a la utilización de nuestros recursos naturales, su conservación y valoración, y el resguardo de nuestra biodiversidad, la que, por lo demás, es el patrimonio biogenético de nuestro país.

Considero de vital importancia para tal efecto que a nivel educacional, principalmente a nivel de Establecimientos Educacionales (sean estos colegios, liceos, universidades, escuelas, institutos, etc.) se incorpore de forma obligatoria un programa, de nivel nacional, que desarrolle formalmente la educación ambiental y animal.

Este, en mi opinión, es el puntapié inicial y además el único mecanismo real que tenemos para encaminar a nuestra población, nuestros hijos, hacia el cambio de paradigma que necesitamos en el mundo, para subsistir, y alcanzar el tan anhelado Desarrollo Sustentable.

[1] http://www.earthcharterinaction.org/contenido/articles/555/1/Perspectiva-de-Jovenes-Latinoamericanos-sobre-Educacion-para-el-Desarrollo-Sostenible/Page1.html (revisado el 31 de Agosto de 2014).

[2] https://docs.google.com/forms/d/16n-boIcKGlQBqFrW3qCVFxP52he2EiABEasGLkbF3f8/viewform (revisado el 31 de Agosto de 2014).

[3] http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=30667 (revisado el 31 de Agosto de 2014).

[4] http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1006858 (revisado el 31 de Agosto de 2014).

[5] http://www.mma.gob.cl/educacionambiental/1319/w3-propertyvalue-16359.html (revisado el 31 de Agosto de 2014).

[6] http://www.mma.gob.cl/educacionambiental/1319/w3-propertyvalue-16354.html (revisado el 31 de Agosto de 2014).

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?