Daniel Zamudio

El caso del joven brutalmente en cuestión que lleva por nombre el mismo que el titulo de la presente ha consistido no solo el interés nacional sino que desde fuera de las fronteras de nuestra nación se han  manifestado diversas figuras del quehacer internacional en apoyo a la familia y en definitiva al agredido mismo.

El trasfondo de los medios de comunicación en este caso es la clara intención de agilizar el trámite de una ley estancada hasta ahora por años en el congreso, que es la de una ley antidiscriminación. No obstante el compartido dolor por un hecho de tal naturaleza, ¿evitaremos mas casos de esta índole penalizando con una ley antidiscriminación, similar a los delitos de odio del continente Europeo?

La respuesta no puede ser otra que una negativa frente a descabellada idea, sin embargo nuestro legislador parece gozar de ciertas aptitudes para este tipo de farandulerismos, tan solo hay que mirar un tiempo atrás y recordar el grotesco delito de Femicidio del cual ya me réferi en una columna anterior como un triste caso de discriminación positiva, transgresor y que destruye – al igual que en el tema en cuestión –  la escasa armonía de nuestro vetusto código penal.

La Constitución Política de la Republica establece en su articulo 19 N 2, ‘’En Chile no hay persona ni grupo privilegiado… Hombres y mujeres son iguales ante la ley’’.

El código del trabajo, por su parte en su articulo 2 el Código Laboral reza en su inciso segundo parte final ‘’Son contrarios a los principios de las leyes laborales los actos de discriminación’’ para dar paso a su inciso tercero que establece como discriminatoria, entre otras, la opción sexual de las persona.

En forma absolutamente esencial, el Código Civil, en su articulo 55 al definir persona como ‘’Todo individuo de la especie humana, cualquiera sea su edad, sexo, estirpe o condición’’.

Seguir abundando en referencias seria absurdo, desde la declaración que hace Nuestra Carta Magna, sin olvidar la Declaración de Derechos Humanos, el Pacto se San José de Costa Rica, etc. En nuestra legislación ya se contempla claramente una situación equitativa de igualdad, que al introducir tipos penales discriminatorios solo se desequilibra la balanza en forma negativa.

Abultar aun mas nuestro código penal es un error, basta ver las estadísticas del Ministerio Publico para darse cuenta que hechos como estos ocurren en gran cantidad año a año. Claramente tras de esto hay un trasfondo Político.

Espero con ansias el Masculinicidio, el delfincidio, y el ardillicidio…

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?