Cuidado Personal Compartido y Derecho de Alimentos “En tierra de Nadie”

Autor: Priscilla Delgado Castaño

Es la obligación de los padres entregar todo lo que sea necesario para que los hijos puedan vivir lo mejor posible. Esto adquiere mayor relavancia aún cuando hay separación de los progenitores.

La pensión para los hijos es obligatoria hasta que ellos cumplan los 21 años de edad, no obstante si se encuentran estudiando una carrera técnica o profesional, la pensión dura hasta que ellos cumplan 28 años y aún más si el hijo tiene una incapacidad que le impida trabajar o subsistir, la pensión podría ser hasta de por vida.

Según la ley, ambos padres están obligados a concurrir a la mantención de sus hijos. Así el artículo 329 del Código Civil en su inciso primero establece “Los alimentos deben habilitar al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social”, a mayor abundamiento el artículo 230 inciso primero del Código Civil establece que “los gastos de educación, crianza y establecimiento de los hijos son de cargo de la sociedad conyugal, según las reglas que tratando de ella se dirán. Si no la hubiere, los padres contribuirán en proporción a sus respectivas facultades económicas.”

Ahora bien, el artículo 225 del Código Civil, señala que si los padres viven separados, a la madre toca el cuidado personal de los hijos. Por tanto -la madre- es quien tiene la preferencia legal, responsabilidad primera en su cuidado -aunque a propósito de la columna sobre el Cuidado Personal Compartido – se aclaró que la autonomía de la voluntad de las partes determinará en primer orden quien detentará este cuidado -ergo- quien detente el cuidado personal, tendrá la facultad de solicitar la correspondiente pensión de alimentos en favor de sus hijos.

Son muchas las interrogantes que se desprenden con respecto al derecho de alimentos, como sigue; ¿Cómo se regulará esto en relación al Cuidado Personal Compartido? – ¿Se han preocupado de analizar que sucederá en caso de que uno de los progenitores no cuente con la capacidad económica de solventar los alimentos para con sus hijos cuando no detente el cuidado personal? – ¿Cesarán los alimentos de pleno derecho cuando toque al otro progenitor el cuidado personal o se deberá solicitar?. Estas y otras preguntas son las que nos llevan a reflexionar referente al pago de pensiones alimenticias en el “tan bullado” proyecto sobre el Cuidado Personal Compartido y que al parecer nada dice al respecto.

La verdad es que la ley 19.408, sobre el Abandono de familia y el pago de pensiones alimenticias es bastante clara en este sentido señalando que para los efectos de decretar los alimentos cuando un menor los solicitare de su padre o madre, se presumirá que el alimentante tiene los medios para otorgarlos, situación que como a simple vista podemos deducir, no siempre es así.

Cierto es también que en muchas ocasiones, por no decir en la generalidad de ellas, es el padre quien asume la responsabilidad de proporcionar alimentos a los hijos, entonces, es menester preguntarnos – en ese escenario- si él deberá continuar pagando alimentos cuando es el mismo quien detenta este cuidado, no parece lógico a la luz de lo que propone este proyecto, o más bien, la falta de certeza, si se quiere decir de alguna forma, es lo que hace que exista incertidumbre, sobre todo si pensamos, y como antes dije, que una de las partes no cuente con la capacidad económica para solventar los gastos propios que significa la manutención de un hijo y todo lo que ello significa.

Puedo graficar este tema y encontrarnos con una situación aún más dramática, podría darse el caso en que por resolución del juez, este decretara que por una cierta cantidad de tiempo sea la madre quien tenga el cuidado personal sobre sus hijos, por consecuencia, y como bien sabermos, sería el padre en este caso el obligado por imperativo legal a pagar la correspondiente pensión de alimentos, y por otra cierta cantidad de tiempo el padre sea quien detente este cuidado- por tanto, ¿deberíamos “deducir” – ya que el proyecto no lo dice expresamente- que la madre debería pagar la pensión de alimentos?, o es el padre quien, no obstante haber adquirido por mandato de un tribunal el cuidado personal, ¿seguir pagando los dineros para la manutención de sus hijos? – y si el juez considera a petición de uno de los progenitores, que quien detenta el cuidado personal no se encuentra apto para ejercer este derecho y otorga nuevamente el cuidado personal al otro progenitor, ¿los alimentos deberan cesar y volver a solicitarlos tantas veces cambie la figura titular de este derecho?.

La verdad es que esta situación pareciera no tener importancia para quienes se han encargado de redactar y legislar sobre este tema, ya que si bien, y como he manifestado en múltiples ocasiones este proyecto se ha enmarcado en lo que he visualizado como el Interés Superior de los Padres y ha quedado en “tierra de nadie” algo que es vital y fundamental para la subsistencia de los hijos.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?