CUIDADO PERSONAL COMPARTIDO UNA LEY ILUSORIA: Una Crítica después de su publicación.

Autor: Priscilla Delgado Castaño

A partir de la dictación de la ley 20.680, cuya finalidad es proteger la integridad del menor en caso de que sus progenitores se encuentren separados, es perfectamente demostrable que nuestra legislación en esta materia es un tanto deficiente, ya que la posibilidad de equiparar de que ambos padres puedan optar por el cuidado compartido de sus hijos, no ha logrado de forma alguna “transformar” lo que en su origen se esperaba respecto a esta tan esperada modificación.

Claro está que en nuestro país se ha creado un debate social no menos importante respecto a la igualdad real o material entre los progenitores, como también ha ocurrido en otras legislaciones, donde el tema en cuestión ha sido controversial desde sus inicios.

Si bien, como aspecto positivo claramente nos encontramos con una ley que ha deseado en todo momento fortalecer la corresponsabilidad de ambos padres en el deber de cuidado para con los hijos, es menester señalar que la misma no logra satisfacer los requerimientos reales que acontecen en el diario vivir de una sociedad que no está educada en la “política de los acuerdos”.

La modificación efectuada es derechamente ilusoria, ya que como sabemos, la materialización de la norma sólo dependerá de lavoluntad de las partes, como criterio de atribución preferente, si no existe el deseo de que ello se concrete volvemos al origen del problema, uno de los padres detentará el cuidado personal mientras que el otro será quien reclame el derecho que la misma ley le concede a mantener un régimen de relación comunicacional con el niño, esto el ya conocido criterio de atribución legal supletorio o incluso exigir el cuidado personal, transformándose en una lucha de egos de padres que quieren apoderarse de sus hijos, perdiendo el sentido de lo que la ley ha protegido en todo momento, el interés superior del niño, desvirtuando este principio en lo que visualizamos como “el interés superior de los padres” como señalé en alguna oportunidad. En esta pasada la norma deja de ser eficiente.

Lamentablemente y desde mi perspectiva el espíritu de nuestro legislador pierde consistencia -ergo- claramente la norma eficacia, nuestro legislador debe contribuir a generar las condiciones que permitan proteger a la familia como núcleo fundamental de nuestra sociedad, que padres e hijos puedan desenvolverse de la forma más normal luego de una separación y no con fundamentos absolutamente apartados de la realidad hacerles creer que tienen la solución a la vuelta de la esquina cuando no es así.

Otra arista no menos importante en que nuestro legislador nuevamente tropieza, es la que dice relación con la facultad que el mismo otorga al juez, en cuanto a la atribución para establecer, de oficio o a petición de parte, la frecuencia y libertad con que el otro padre o madre que no tiene el cuidado personal mantendrá una relación directa y regular con los hijos, y nos volvemos a preguntar cuáles son los parámetros que utiliza el tribunal para determinar los tiempos deseables para que los padres estén con sus hijos y de paso satisfacer el interés superior del niño, queda a la mera liberalidad del juez decretar dichos parámetros, quizás al borde de la arbitrariedad, por la subjetividad que supone dicha determinación. Creo a todas luces que existe un vacío en esta materia, ya que debiese ser la misma ley quien indique a los menos una base mínima de tiempo prudente de acceso al hijo.

En cuanto al Síndrome de Alienación Parental- otro tema bastante discutible durante el estudio de la presente ley- si bien es cierto que finalmente fue desechado por no existir un reconocimiento general por parte de la comunidad científica, esto no quiere decir que en la praxis existan conductas recurrentes en dicho sentido. Desconocer aquello evidentemente es negar la realidad. Con esto no quiero “hacer justicia”argumentando que cualquier conducta que atente contra la inestabilidad del menor o su bienestar por parte de los padres, hay que circunscribirla dentro de este síndrome, pero si ser conscientes que en muchas ocasiones esto debiese ser tomado en cuenta al momento de determinar en qué condición se encuentran los niños frente a lo que ocurre con sus padres y de qué manera estos han sido influenciados por uno de ellos o ambos en su actuar cotidiano.

Por último, la discordancias existentes entre el espíritu del legislador y la materialización de la norma nos permiten cuestionar abiertamente respecto de un sistema que no está funcionando, o a lo menos no como todos quisiéramos. He querido en todo momento realizar una crítica objetiva respecto de una problemática que lejos de mermar va in crescendo.

La familia es el núcleo fundamental de la sociedad, sé y estoy convencida de aquello y desde mi perspectiva no la entiendo ni la concibo como una mera declaración, por tanto, existen valores que deben ser respetados, jamás transgredidos, y no con ello quiero destruir aquello que se ha edificado sino que por el contrario, contribuir a crear soluciones desde un plano más bien crítico pero constructivo para comprometer personal y espontáneamente a las partes y que aquellas tiendan a sentar las bases de una relación pacífica para el futuro, en pro de lo que me parece un tema importantísimo El Interés Superior del Niño.

 

2 Comentarios
  1. eebest8 fiverr 10 meses

    “Now I am ready to do my breakfast, later than having my breakfast coming over again to read further news.”

  2. purificadoras 10 meses

    Thanks so much for the article post.Really looking forward to read more. Fantastic.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?