Controversias respecto el voto voluntario

derechocivil

30 de Octubre de 2013


Hoy, estando a pocas semanas de las elecciones presidenciales y parlamentarias, me dispuse a argumentar de mejor manera una idea que vengo forjando desde la reforma constitucional que estableció el voto voluntario; y es que creo que luego de tanto debate, quizás lo a lo que no se le ha tomado real peso es a las motivaciones que llevan a votar a una persona.

En las últimas elecciones, y primeras en las que operó el voto voluntario, las personas que acudieron a las urnas tuvo una baja considerable respecto a la cantidad de votantes, en comparación al voto obligatorio, lo cual es de toda lógica, pues bien, el argumento generalizado de la persona puede ser “bueno, ya no hay sanción, ¿a qué voy a ir?”, o dentro de los más concientizados con la finalidad del voto, el planteamiento podría ser “no hay nadie quien me represente”. Respecto el otro lado de la moneda, nuevos votantes acudieron a sus respectivos establecimientos para poder emitir, por primera vez, un voto, en su mayoría, jóvenes… Caso el cual también me parece un tanto curioso, ya que si no hubiera operado la reforma ¿jamás se hubieran ido a inscribir a los registros? ¿Por qué ahora y no antes?

No quiero entrar en una especie de “polémica” anti-reformista; como bien se denomina esta sección, es una columna de opinión, y en ella no haré más que plantear mi simple punto de vista, como ciudadana y curiosa de un fenómeno más social que jurídico.

En el fondo, ¿qué es lo que lleva a un ciudadano a las urnas? ¿Será el hecho de que a las personas les da una especie de “impulso” de soberanía, mediante el cual surge la urgente necesidad de ejercer el derecho a voto y así materializar el artículo 5 de nuestra Constitución? ¿O será que hoy sentimos esa necesidad de ser parte del sistema democrático? ¿O nos llega el espíritu de los candidatos, quienes nos transmiten el clásico slogan: “sin su apoyo, no lo lograremos”?

Y es que años previos a la reforma sobre voto voluntario, la inscripción en los registros electorales para poder ejercer el derecho/deber del sufragio estaba en descenso. Es curioso, ya que la tendencia indicaba que los jóvenes no se motivaban por la política, y por tanto, no sentían el “sentimiento nacional” de acudir a inscribirse para poder votar en las elecciones; cosa muy distante de otras épocas, donde los jóvenes, apenas cumplían 18 años, iban a inscribirse, ansiosos de que hubieran prontas elecciones y así poder materializar su derecho.

Me atrevo a decir que, de mi generación, muy pocos jóvenes se inscribieron en los registros porque quisieran ser partícipes de la democracia. No sé si quienes no se inscribieron fueron un tanto “previsores” en el hecho de que se aproximaba una reforma en la que no necesitarían la inscripción, y más aún, que ésta “no los amarraría” a votar en cada elección, tal como el sistema actual. Me da cierta curiosidad la gente que no se inscribió antes, y que en las elecciones comunales del año pasado, fueron los primeros en vanagloriarse, a través de las redes sociales, de haber sufragado… ¿Por qué? ¿Es necesario publicar que ejerciste un derecho ciudadano, cuando lo más normal hubiera sido que lo hubieras ejercido hace rato (o desde que pudiste, considerando que había un interés por realizarlo)?

No estoy en contra de quienes votan, sino que después de todo el planteamiento, y de concluir que sólo la “lata” de inscribirse era la distancia entre algunas personas y el voto, ahora bien surge otra interrogante en mi cabeza… ¿Qué es lo que AHORA les motiva a sufragar? ¿No era que algunos “no se sentían lo suficientemente representados” por los políticos, para poder entregarles su sufragio?

Yo creo que quizás no soy la única con este tipo de interrogantes, que no es más que un fenómeno social actual, porque bien algunas personas ya no acuden a votar (y vimos la baja asistencia en las elecciones comunales del 2012), sea porque, en términos de edad, las personas mayores estimaren que “fueron toda su vida”, o bien simplemente porque no quisieron; sin embargo, los jóvenes que acudieron, lo hicieron un tanto orgullosos, pero es que ¿acaso tomaron conciencia de a quienes eligieron?

En otro aspecto, muchos jóvenes ni siquiera cambiaron su domicilio, ¿sigue acaso la “dejación” de algunos que ni siquiera hicieron el trámite de cambio de domicilio?

¿Cómo saber por quién votar? Es fácil. Hay que INFORMARSE. Muchas personas siguen aún guiando su voto por términos tan populista como leer la simple propaganda en las calles, o se dejan llevar por la imagen del calendario que les fue repartido, u por otros detalles materiales… ¿Y las propuestas de fondo?

Creo que todos los votantes, previo a las elecciones deben hacerse el cuestionamiento. Hay que pensar, que si bien, tengo un candidato, ¿sé lo que realmente ofrece? ¿Estoy al tanto de sus propuestas (en términos generales)? ¿O sólo me estoy guiando por su sonrisa, por los regalos, o por los discursos que esgrimen en base a la popularidad?

Invito a todos a pensar, no sólo en estas elecciones, sino que en las que vengan; los invito a crearse su propia convicción, que sea limpia y sin influencias internas; un voto informado marca la diferencia respecto de cuántos votantes actualmente van, y que antes jamás les importó. Si no es así, los invito a ser consecuentes y seguir fomentando la flojera en uds., como bien ya la habían auto-asumido al no inscribirse antiguamente en los registros.

Yo creo que la participación ciudadana debe ser informada, sino ¿qué se saca con que la gente vote por un gobernante si desconoce lo que éste propone?

 

2 Comentarios
  1. pron dates 1 año

    ieo9nY Right now it sounds like BlogEngine is the preferred blogging platform available right now. (from what I ave read) Is that what you are using on your blog?

  2. lucy lee 1 año

    Really enjoyed this article.Much thanks again. Cool.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?