Controles Ciudadanos en la Constitución

Constitucion

22 de abril de 2015


Nuestra actual Constitución fue legitimada luego de las muchas reformas que se hicieron en tiempos de la concertación; momento culmine el año 2005, en el que Lagos exhibía en cadena nacional con orgullo la Constitución, diciendo, “Hoy 17 de septiembre de 2005 firmamos solemnemente la Constitución Democrática de Chile“. Hoy año 2015, solamente podemos decir que cada día se encuentra más palpante el problema constitucional de la legitimidad de origen de la Constitución, pero sin embargo en esta columna, no me referiré a la salida que debemos adoptar como ciudadanos para encontrar una vinculación, un reflejo, una identidad con nuestra Constitución; la que creo claramente es una asamblea constituyente.

Esta columna la escribo con el objeto de dejar de manifiesto dos temas esenciales que deben ser tratados con suma urgencia: 1) el primero, más de fondo y quizás para muchos, el menos claro, es que nuestra democracia indirecta, se ha vuelto no solamente indirecta, sino que distante de la ciudadanía, 2) no existen en nuestra Constitución, controles, y más claramente, acciones populares del control político.

Sobre el punto 1 podemos decir, que nuestra Constitución señala en su artículo 4° “Chile es una República Democrática“, concepto bastante vago, ya que la concepción del concepto de democracia es extremadamente disperso, no existiendo un consenso claro sobre qué tipo de democracia tenemos; es un concepto sin apellido. Respecto de lo que si hay acuerdo en el diagnóstico, es que las formas de participar del proceso político en general son insuficientes, ya que aún se mantiene la concepción tradicional de que la soberanía se ejerce solamente en las elecciones periódicas y en los plebiscitos (el plebiscito en nuestra Constitución existe en casos sumamente específicos e improbables). Este es el problema que subyace en nuestro sistema Político-Constitucional, el voto es la forma exclusiva de ejercer la soberanía, entregando el poder de decisión a nuestros representantes, lo que de ahí en adelante suceda ya no es asunto de la ciudadanía, sino de quienes nos representan. En general la mayor cantidad de cargos públicos en instituciones de importancia social las deciden algunas funciones del Estado, Fiscalía, SII, Sernac, entre otros; esto es un grave problema, ya que la contingencia de lo político afecta la forma en la que estas instituciones actúan, debiendo ser todo lo contrario, es decir, seguir un protocolo de acción. Pero bueno, volviendo al punto de inicio, es que nuestro sistema de formación de decisiones políticas y del sistema de elecciones de directores de instituciones de naturaleza pública se determinan sin ningún tipo de vinculación real con la ciudadanía: es en este contexto que la ciudadanía como cuarto poder deber ser esencial en la ratificación en los cargos de este tipo de instituciones de naturaleza política. El punto  1 sobre la falta de canales institucionales formales para vincular el ejercicio democrático, no solamente al ejercicio del voto para escoger representantes, sino que plantearlo mediante diversos canales ratificadores y aprobadores de las decisiones de los representantes que escogemos: todo esto se vincula intrínsecamente con el concepto constitucional vago que existe en nuestra Constitución sobre democracia, el arquetipo Pinochetista que aún subsiste en la Constitución, sumado a la falta de legitimidad de origen de la Constitución.

Es en razón de lo anterior que se hace urgente tratar nuestro punto 2, la ausencia de controles establecidos en la constitución para que la ciudadanía ejerza las acciones de control en las decisiones políticas. Nuestra Constitución establece distintas acciones constitucionales, todas enfocadas al pleno respeto de nuestros derechos fundamentales, pero sin embargo, no existen acciones que vinculen en forma directa el ejercicio político por parte de los ciudadanos. La administración del Estado y todas sus instituciones así como los derechos fundamentales son parte obligatoria de toda Constitución, pero ¿porque nos preocupamos de solucionar el problema de origen sin establecer control a posteriori de los actos políticos? En otras palabras, constantemente existe la discusión sobre si es necesario reformar la Constitución debido a su problema de legitimidad de origen, pero no pensamos en cómo controlar los actos de quienes nos gobiernan, sin depender de la voluntad, muchas veces antojadiza, de otro político: podemos confeccionar una nueva Constitución en la forma más participativa posible, pero si no sujetamos el poder político, al poder soberano de la ciudadanía, nuevamente obtendremos el mismo resultado, crisis de legitimidad del sistema. Creo con toda certeza y convicción de que es muy importante establecer distintos validadores ciudadanos de las decisiones políticas, tanto en forma coetánea como a posteriori, tanto del nombramiento de distintos cargos públicos, como de las decisiones de quienes ejercen esos cargos públicos, así como del mandato revocatorio de los mismos; para ello es menester fortalecer nuestro concepto constitucional de democracia, establecer acciones populares de autodefensa ciudadana en la Constitución, y en general, fortalecer las extensiones del concepto de democracia involucrando arduamente a la ciudadanía  con acciones constitucionales encaminadas a tales efectos, que estas no sean ejercidas exclusivamente por políticos, sino que las puedan ejercer los ciudadanos organizados de la República de Chile. Los pasos  seguir son claros, asamblea constituyente, repensar el sistema político estableciendo un conjunto de check and balance ciudadanos, mediante verdaderas acciones constitucionales de pesos y contrapesos que puedan ser ejercidos por la ciudadanía.

1 Comentario
  1. juicy boobs 9 meses

    Hey, thanks for the blog post.Much thanks again. Will read on…

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CONTÁCTENOS

¿Desea comunicarse directamente con nosotros? Escríbanos acerca de sus requerimientos, comentarios o consultas a través del siguiente formulario.

Enviando

Lex Web Chile  |  Email: contacto@lexweb.cl   | Política de Privacidad   |   Términos de Uso y Propiedad Intelectual

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?